Una aportación desde las hebras de paz de vida

Postguerra

Andalucía

Me ha contado mi abuelo que su padre cuando estaba atendiendo sus tierras llegaron unos hombres pidiendo cobijo para poder descansar pues estaban huyendo de los nacionales ya que estaban tomando todas las poblaciones en Andalucía a lo que mi bisabuelo accedió, pues estaban muy cansados y desnutridos y así le ofreció la casa para ayudarles.
Al cabo de unos días y a causa de la envidia de los demás campesinos se chivaron al alcalde del oueblo de que mi bisabuelo estaba ayudando a unos rojos. Entonces mandaron a una patrulla ya que el pueblo estaba tomado por los nacionales, fueron a averiguarlo, le preguntaron si había acogido a gente en su casa con la intención de fusilarlos a lo que el respondió que no sabía quién eran esa gente y llegaron otros vecinos y vecinas diciéndole a esta patrulla que él era muy buena persona, que era muy cristiana y que siempre ayudaba a los necesitados. Entonces ellos se echaron hacia atrás le perdonaron la vida y se llevaron prisioneros a los que él había cobijado.

Alba Jiménez

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *