Una aportación desde las hebras de paz de vida

Paz de vida, Relato de guerra

Un joven valiente

Mi abuelo vivía en El Pardo, y con apenas dieciséis años se alistó a la guerra, como voluntario para luchar con los nacionales.

Era una persona joven, y como nadie le negó la oportunidad pese a ser tan joven de combatir en la guerra civil, luchó con los nacionales.

A lo largo de la guerra, tuvo la suerte de no perder a ningún familiar, pero en cuanto amigos de guerra, o compañeros, por llamarles de alguna manera, perdió a muchos.

Esto le hizo reflexionar sobre el error que había cometido, de ser tan joven y haber ido voluntario para luchar.

En cualquier combate, al igual que tu matabas, el corría el peligro de que lo matasen, pero era un joven valiente, y resistió a cualquier barrera.

Mi abuelo era tan solo un adolescente, cuando ya casi al acabar la guerra, después de haber vivido momentos de real tensión, momentos en los que ves pasar toda tu vida por delante, decidió que refugiaría durante meses a unos rojos, pese a haber pasado la guerra luchando contra ellos, decidió refugiarles y esconderles, para así poder salvar sus vidas, porque aunque él fue voluntario para combatir, más tarde comprendió que prefería salvarles la vida.

Una vez finalizada la guerra, se dio cuenta de que había sido una persona imprudente, de que lo mejor que podría haber hecho hubiera sido no alistarse para la guerra civil, ya que era una persona joven, y en el fondo un inconsciente de la vida. Pero eso le sirvió para valorar su vida, para empezar a valorar a las personas que hacían algo por él, por eso mismo refugió a los rojos, porque en una ocasión ellos en parte le habían salvado de la muerte, pese haber podido matarle.

Pese haber aprendido la lección, mi abuelo cogió cierto vicio a esto de las guerras, y continuó yéndose a Rusia a otra guerra.

Historia de: Pedro Sánchez Sánchez por su nieta Raquel Sánchez Barrios

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *